Estados Unidos pierde la carrera de drones de combate furtivos

Originalmente pionero en el desarrollo de los drones de combate furtivos, Estados Unidos abandonó el proyecto por razones políticas. Pero ahora se empeña en recuperar sus posiciones ante los avances que hicieron Rusia, China e Israel en este ámbito, escribe el diario Asia Times.

 

Rusia

En agosto de este año, el Ministerio de Defensa ruso publicó el video del primer vuelo de su dron de combate S-70 Ojotnik. El avión no tripulado ruso pesa unas 20 toneladas, tiene una envergadura de 20 metros y es capaz de alcanzar una velocidad de 1.000 km/h, señala el diario.

A finales de septiembre, Rusia también compartió un video del Ojotnik volando junto a un avión de combate Su-57. El dron interactúa con el caza para designar y destruir blancos.

“Los rusos parecen estar utilizando los Su-57 y su radar de barrido electrónico activo para elegir el objetivo u objetivos para el dron, reduciendo así el coste de los sensores para el avión no tripulado. Es práctico que un solo avión de combate controle muchos drones al mismo tiempo y que se mantenga muy lejos del alcance de los aviones enemigos”, destaca el medio.

 

China

El país asiático presentó su dron furtivo Sharp Sword GJ-11 Lijian en el desfile del 70 aniversario de la República Popular, que se celebró el 1 de octubre.

El dron del desfile “es diferente al que apareció previamente en las pruebas”, señala el diario y recomienda considerar con escepticismo las afirmaciones de China de que todas las armas presentadas en el desfile estén en servicio.

“Al menos hasta ahora, salvo algunas fotos granulosas del GJ-11 que difiere mucho del que se muestra en el desfile, China no ha presentado ninguna prueba convincente de que su dron esté operativo”, señala Asia Times.

 

Israel

Mientras tanto, Israel tiene un cuasi dron llamado Harop. Técnicamente, se trata de una munición que merodea por el campo de batalla, pero si su misión es abortada por cualquier razón, el Harop puede volver a la base. De lo contrario, está diseñado para chocar contra el objetivo.

Tiene una autonomía de seis horas y una pequeña ojiva de 23 kg, pero es preciso, observa el medio.

 

Estados Unidos

El diario señala que los rusos y los chinos tomaron como base para sus drones el X-47B y tal vez el X-45A estadounidenses, pero Estados Unidos abandonó ambos programas porque la Fuerza Aérea del país creía que competirían con las ventas del caza furtivo F-35. Por la misma razón, la Marina suspendió el proyecto X-47B.

El Valkyrie, que incluirá desarrollos de inteligencia artificial, forma parte del programa estadounidense Skyborg que busca conectar los aviones de combate avanzados con los drones.

Según el diario, hay dos razones por las que EEUU finalmente ha apostado por el desarrollo de drones de combate y ambas son económicas.

A medida que los adversarios desarrollan sensores avanzados que pueden rastrear el F-35 (recientemente demostrado en Alemania), la utilidad del F-35 como arma de penetración profunda se reduce ante un adversario importante. Por otro lado, un dron, especialmente si es furtivo, puede llevar a cabo la misma misión de penetración a menor precio y sin el riesgo de perder un piloto valioso o un avión de 100 millones de dólares, analiza el medio. 

 

Los cazas furtivos no sólo son caros, sino que una vez perdidos no pueden ser reemplazados en un plazo de tiempo aceptable en un escenario de combate moderno.

Sin embargo, todavía no está claro si el Congreso de Estados Unidos aprobará el proyecto del desarrollo del dron de combate furtivo, concluye el diario.

 

Fuente: Sputnik

Además...

Publican informe preliminar del accidente del B-17 en Estados Unidos

El informe preliminar sobre el accidente del bombardero Boeing B-17 matrícula N93012, que impactó contra …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

UA-110762883-2